USA Office
800 854 6333
Quick delivery service
for EU, GB, CH

Cremalleras de SCHNEEBERGER: desde 3 m de longitud hasta la medida que necesite el cliente

Cremalleras de SCHNEEBERGER: desde 3 m de longitud hasta la medida que necesite el cliente

Se consiguen construcciones óptimas en el ámbito de las cremalleras mediante componentes largos. De este modo, se reducen los costes y el esfuerzo de montaje a la vez que aumenta la calidad.

Ventajas para el cliente
La principal ventaja que ofrecen las cremalleras de SCHNEEBERGER es la longitud máxima de una pieza, que es de 3000 mm (2000 mm en el caso de Q5). Cuanto más larga es la cremallera, mayor es la precisión y, al mismo tiempo, menores los costes. Además, en caso necesario las cremalleras pueden colocarse sucesivamente hasta conseguir la longitud deseada con el fin de conseguir carreras más largas. Las cremalleras de SCHNEEBERGER también destacan porque ofrecen la posibilidad de crear cualquier sección transversal con diferentes métodos de montaje en función de las necesidades del cliente. Otra ventaja de estas cremalleras es la posibilidad de combinar diferentes materiales y procesos de temple en su fabricación.

Menor esfuerzo, mayor calidad
Otro aspecto positivo de las cremalleras de 3000 mm de SCHNEEBERGER es que requieren un menor esfuerzo de montaje en comparación con las cremalleras cortas, lo cual contribuye a reducir todavía más los costes de un proyecto. Por otra parte, el aumento de la calidad que se obtiene gracias al uso de cremalleras largas puede ser incluso mayor. Pero eso no es todo: también puede usar cremalleras sincrónicas, como por ejemplo las que se usan en las máquinas Gantry.

Superioridad técnica
El rendimiento excepcional y, por tanto, la superioridad técnica de las cremalleras de SCHNEEBERGER se deben a su cuidadosa fabricación, a la vasta experiencia de la empresa y a la incesante búsqueda de más opciones de optimización. Las cremalleras endurecidas por templado de SCHNEEBERGER convencen en su aplicación por su calidad excepcional, que no tiene comparación con las cremalleras templadas por inducción carburadas.

Intercambiabilidad
SCHNEEBERGER cuenta con cremalleras de recambio intercambiables que están a su disposición en todo momento. Es decir, cuando debe cambiarse una cremallera en caso de necesidad de reparación, SCHNEEBERGER suministra cremalleras de recambio compatibles con los componentes, que se pueden montar de forma fácil y rápida con poco esfuerzo. En cuanto a la calidad, las cremalleras de recambio son sin lugar a dudas como mínimo igual de buenas que las originales que deben reemplazarse.