USA Office
800 854 6333
Quick delivery service
for EU, GB, CH

Excelente rendimiento gracias al hormigón polimérico de SCHNEEBERGER

Excelente rendimiento gracias al hormigón polimérico de SCHNEEBERGER

SCHNEEBERGER Mineralgusstechnik en Chequia desarrolla y fabrica desde hace muchos años componentes de hormigón polimérico para diferentes sectores industriales. Entre ellos, piezas individuales, pero también grupos de construcción de sistemas completos, suministrados directamente en la línea de montaje. Para determinadas aplicaciones, SCHNEEBERGER dispone de una alternativa rentable al hormigón polimérico convencional con la nueva fundición «techcon®».

Nuestro centro de competencias
Desde 2007, se fabrican diversos componentes de hormigón polimérico en la planta de Cheb (Chequia). Aquí se encuentra el centro de competencias de SCHNEEBERGER para este material y su continuo desarrollo. Así, la oferta actual abarca desde componentes individuales de máquinas hasta grupos de construcción de sistemas completos, suministrados directamente en la línea de montaje. Además del desarrollo y la fabricación en Cheb, el hormigón polimérico de SCHNEEBERGER también cuenta con su propia instalación de producción en China. La fabricación, desde el molde de fundición hasta el acabado final, pasando por la fundición en sí, se realiza de manera independiente en la propia planta.

Ventajas del hormigón polimérico
El hormigón polimérico es ideal para la construcción de armazones. Presenta una ventaja en cuanto a costes de hasta el 30 % en comparación con las fundiciones de hierro y acero, además de claras ventajas tecnológicas, económicas y ecológicas. Asimismo, ofrece una excelente amortiguación de las vibraciones, una elevada resistencia química e importantes ventajas térmicas (dilatación térmica similar a la del acero). Se pueden insertar piezas de unión y conductos, así como sensores y metrología, en la construcción. Por ello, este material no solo es adecuado para la construcción de máquinas herramienta, sino también para aplicaciones en muchos otros sectores, por ejemplo, tecnología médica, industria solar, industria electrónica e industria del embalaje. El hormigón polimérico es reciclable prácticamente al 100 % y, durante su fabricación, genera una cantidad de CO2 considerablemente menor que las fundiciones de hierro y acero.

techcon®, una mezcla especial de cemento
La fundición techcon®, una alternativa al hormigón polimérico, es el último logro del centro de competencias para el hormigón polimérico. También se endurece en frío, con una mezcla especial de cemento (en lugar de resinas epoxi), pero presenta propiedades físicas semejantes con un coste considerablemente menor en comparación con el hormigón polimérico. El acabado final se puede realizar de manera similar al del hormigón polimérico. Con techcon®, SCHNEEBERGER ofrece una alternativa económica para aplicaciones específicas, como prototipos y pequeñas series, en el sector de las fundiciones minerales.

Ideal en combinación con la tecnología lineal
El hormigón polimérico es excelente en combinación con los componentes de la tecnología lineal de SCHNEEBERGER. La amortiguación del hormigón polimérico, que es hasta diez veces superior a la del acero o el hierro fundido gris, proporciona una elevada estabilidad dinámica de la estructura de la maquinaria. Esta es la mejor forma de conseguir que los componentes de alta precisión de la tecnología lineal de SCHNEEBERGER obtengan unos óptimos resultados en relación con el rendimiento.

Más